Bienvenidos a mi mundo de letras, espero disfrutéis de los escritos de mis colaboradores y de mis poemas, gracias por vuestra visita...

martes, 9 de agosto de 2011

Don Juan Tenorio de José Zorrilla




José Zorrilla (1817-1893)


Quién no ha recitado alguna vez aquello de; “¡Ah! ¿No es cierto, ángel de amor, que en esta apartada orilla más pura la luna brilla y se respira mejor?.... Así se dirigía Don Juan nuestro Tenorio a su amada Doña Inés, poniendo especial interés en enamorarla. A lo que Doña Inés contesta; …“¡Ah! Callad por compasión, que oyéndoos me parece que mi cerebro enloquece se arde mi corazón”… Y Don Juan sigue convirtiendo el verso en palabra que con amor le habla a Doña Inés reafirmándose por entero en este amor verdadero, que nadie aprecia y cree, sino quizás la susodicha. Es tanto su amor y entrega de tan gallardo galán. Pues será él conquistador quién tendrá que demostrar su amor ante la dicha de su pasado. Otra obra trágica, pues tiene a sus espaldas una extensa historia de sus hazañas como amante insensible. Un Don Juan vencido y conquistado por su amada Doña Inés. Estos versos que inspiraron a José Zorrilla, y que con tan solo 27 años escribiera, se estrenó en 1844 y desde entonces se han ido interpretando en pueblos y ciudades de todas las épocas, haciendo cada cual su versión más ajustada o no, a la obra original. Convirtiéndose así en la obra más admirada del siglo. Así pues, mis amigables amigos os dejo con unos versos de está obra que es sin duda la esencia del romanticismo hecho drama. Y que además otros escritores por comentaros alguno han reflejado en sus libros como; “El Burlador de Sevilla” de Tirso de Molina 1630, “Dom Juan ou le Festin de Pierre” de Molière 1665. Podrían también citarse las obras de Lord Byron, Pushkin, Dumas, Rostand o Unamuno entre otros.
Si no la habéis leído os la recomiendo y si no os gusta leer, podéis verla en el teatro. Otro de mis clásicos de siempre que no os dejará indiferentes.





CARTA DE DON JUAN A DOÑA INÉS


                           Inés, alma de mi alma,
                           perpetuo imán de mi vida,
                           perla sin concha escondida
                           entre las algas del mar;
                           garza que nunca del nido
                           tender osastes el vuelo
                           al diáfano azul del cielo
                           si es que través de esos muros
                           el Mundo apenada miras,
                           y por el Mundo suspiras,
                           de libertad con afán,
                           acuérdate que al pie mismo
                           de esos muros que te guardan
                           para salvarte te aguardan 
                           los brazos de tu Don Juan.
                           Acuérdate de quien llora
                           al pie de tu celosía,
                           y allí le sorprende el día
                           y le haya la noche allí;
                           acuérdate de quien vive
                           sólo por ti, ¡viva mía!,
                           y que a tus pies volaría
                           si me llamaras a ti.
                           Adiós, ¡oh luz de mis ojos!;
                           adiós, Inés de mi alma;
                           medita por Dios, en calma
                           las palabras que aquí van;
                           y si odias esa clausura
                           que ser tu sepulcro debe,
                           manda, que a todo se atreve,
                           por tu hermosura, Don Juan.



Aquí os dejo un fragmento de la obra de Don Juan Tenorio, interpretado por Francisco Rabal y Doña Inés, interpretado por Concha Velasco.


 




Otros enlaces de interés de los clásicos de la literatura:


Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes

La Celestina de Fernando de Rojas

Cyrano de Bergerac de Edmond Rostand


Entradas populares