Bienvenidos a mi mundo de letras, espero disfrutéis de los escritos de mis colaboradores y de mis poemas, gracias por vuestra visita...

domingo, 19 de noviembre de 2017

La Tienda De Antigüedades (2ª Parte)




Paúl llegó a su casa, con el muñeco en la mano, no dando crédito alguno a lo que había ocurrido en su tienda, ahora quedaba por investigar las causas del incendio. Quiso llamar al dueño de aquel muñeco, pero no pudo porque sus datos se habían quemado con el resto de sus cosas, no había mucho que hacer. 

Se sentó en el sofá dejando su cuerpo descansar de golpe, miro con recelo al muñeco que tampoco le quitaba ojo, le recorrió un escalofrío que inquisitó su cuerpo a desplomarse por completo, entre la incerteza del asunto, la incomprensión de lo sucedido, y el misterio de la salvación de aquel objeto, coincidencia o no, milagro o no, era toda una incógnita difícil de resolver. 

La fatiga le pudo así que cerró sus ojos y se quedó dormido. Cuando despertó ya era de noche, porque tuvo de encender la luz de la mesita para poder ver a su alrededor, todo estaba tranquilo, no se oía nada proveniente de la calle. Así que se incorporó algo aturdido. Sonó el teléfono que descolgó casi de inmediato;

- Diga

- Sr. Andrew?

. Si, al habla,

- Soy el comisario Smith, me recuerda?

- Claro comisario, qué se le ofrece?

- Me gustaría comentar con usted como llevamos la investigación.

- Dígame comisario, le escucho con atención.

El comisario comenzó a explicar.

- Pues verá, se trata del muñeco.

En ese momento Paúl buscó con la mirada al susodicho, lamentablemente no lo ubico, no estaba donde recordaba haberlo dejado antes de quedarse dormido. Así que siguió con atención las palabras del comisario.

- Hemos estado investigando y no hemos encontrado al dueño, por la referencia que usted nos facilitó, aunque seguimos en ello, de momento sin éxito alguno.

Tampoco sabemos las causas que ocasionó el incendio, supongo que lo tiene usted todo asegurado ¿verdad?

- Pues si comisario, mañana sin falta tengo que hablar con la compañía de seguros.

- Estupendo Sr. Andrew, pues verá me gustaría pedirle si es posible, que se personé mañana a primera hora en comisaría y nos traiga el muñeco para analizarlo, me parece muy extraño que solo él se salvará del incendio.

- Claro que si comisario, mañana se lo llevo sin falta, haber si descubrimos el misterio que envuelve todo este caso.

- Entonces hasta mañana.

- Hasta mañana comisario. Paúl colgó.

Miró por todos lados en busca del muñeco, pero fue en vano no lo vio, así que se puso aun más nervioso, buscando sin ton ni son, tirando al suelo todo lo que sus manos pillaban, pero el dichoso muñeco seguía sin aparecer... ¿dónde estaba?


Continuará...







© 2017 Rosana Martí ®
(Todos los derechos reservados)





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mis queridos lectores y amigos, gracias por tomaros un descanso en mi humilde morada para leer mis publicaciones.

Un inmenso abrazo con mi eterna gratitud.

Rosana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares