Bienvenidos a mi mundo de letras, espero disfrutéis de los escritos de mis colaboradores y de mis poemas, gracias por vuestra visita...

domingo, 28 de febrero de 2016

La Grieta del Dolor




Grieta con sabor abandono,
que humilla la tierra
la hace perecer
ante la escasez de vida,
esa vida que se apaga
que no es vida, que se abre
una herida en la compuerta
del mundo, una dimensión
que agrieta los sentidos
porque duele, ese dolor
atrapa arrancando 
todo resquicio por donde pasa,
a su paso ya no hay más
que una vaga esencia
de un mañana que no vuelve.
Grieta del dolor en llagas,
palabras mudas resecas
de todo eco aflorado
que decaído asiente
su destino cruel, 
desquebrajada la sabiduría
que tuvo en un pasado,
y que hoy con las manos
ya pasadas de vuelta por la vida
dormidas se quedan
muriendo así la gracia 
de sus dedos calcinados
por la sequedad de su piel.






    © 2016 Rosana Martí ®
  (Todos los derechos reservados)


Aporte a la semana 9 de 52 del blog de Sindel



sábado, 27 de febrero de 2016

El Erotísmo de Mario Vargas Llosa


Portada del Libro "Elogio de la Madrastra", Mario Vargas Llosa


En 1988 Mario Vargas Llosa premio Nobel de Literatura 2010, escribió una novela erótica “Elogio de la Madrastra“, se publicó ese mismo año en la colección “Vertical Sonrisa”, en el 1993 se publicó en la colección “Andanzas” y en 1997 en la colección “Fábula”, todas de la mano de la editorial Tusquets. 

En el libro se relata las consumaciones sexuales de un matrimonio burgués que sin grandes pretensiones ofrecen al lector una nueva perspectiva de su forma de ver la vida practicando el sexo alegremente y con descaro sin ningún reparo, frívolamente. 

Fragmento de “Elogio de la Madrastra”:

«Déjame respirarte, amor mío.» 

La olería y respiraría de pies a cabeza, con esmero y tesón, demorándose mucho en ciertas partes de aroma propio y particular y apresurándose en otras, insípidas; nasalmente la escrutaría y amaría, oyéndola protestar a veces entre risitas sofocadas:

«Ahí, no, mi amor, me haces cosquillas».

Don Rigoberto sintió un ligero vahído de impaciencia. Pero no se apresuró: quien espera no desespera, se prepara para gozar con más discernimiento y saber.

Llegaba a las postrimerías del ceremonial cuando, proveniente del jardín, filtrándose por entre las junturas de los cristales, subió hasta sus narices el penetrante perfume de la madreselva. Cerró los ojos y aspiró. Era un perfume sedicioso el de esta trepadora incoherente. Permanecía muchos días cerrada sobre sí misma, sin librar su aroma verde, como atesorándolo y recargándolo, y, de pronto, en ciertos momentos misteriosos. Del día o de la noche, en razón de la humedad del ambiente, o de los movimientos de la luna y las estrellas, o de ciertos discretos cataclismos ocurridos allá debajo, en el seno de la tierra donde se aposentaban sus raíces, descargaba sobre el mundo ese vaho agridulce y turbador que hacía pensar en mujeres morenas, de cabelleras largas y ondulantes y en danzas en las que, en el desenfrenado remolino de las faldas, se divisaban muslos satinados, nalgas prietas, tobillos finos y, fuego fatuo veloz, la madeja de un frondoso pubis.

Ahora sí – don Rigoberto tenía los ojos entrecerrados y era como si toda la energía hubiera huido del resto de su cuerpo para refugiarse en sus órganos reproductor y nasal -, sus narices estaban aspirando la madreselva de doña Lucrecia. Y mientras el tibio y denso perfume, con reminiscencias de almizcle, de incienso, de coles remojadas, de anís, de pescado en vinagre, de violetas abriéndose, de sudores de niña virgen, subía como una emanación vegetal o una lava sulfurosa hasta su cerebro, erupcionándolo de deseo, su nariz, mudada en sensitiva, podía también sentir ahora aquella fronda amada, el roce viscoso de la raja de candentes labios, el cosquilleo del húmedo velloncino cuyos sedosos filamentos hurgaban sus orificios nasales exacerbando aún más el efecto de narcótico vaporoso que le brindaba el cuerpo de su amada.







martes, 23 de febrero de 2016

Viento, Aire, Brisa...




Viento osado,
golpea con fuerza
todo aquello
que irrumpe 
dejando su huella
en el trazado 
de su destino.


Pintura John William Waterhouse

Aire que rompe
el ocaso 
de los casos
imposibles,
deja un rastro,
de desorden
de un orden 
inexistente 
y apagado.


Pintura Vladimir Vologov

Brisa coqueta 
acaricia al mar 
con ternura,
besa las olas 
que rompen 
en las rocas
dulcificando 
de amor 
sus aguas.






 © 2016 Rosana Martí ®
  (Todos los derechos reservados)





jueves, 18 de febrero de 2016

Peregrino


Pintura de Rosendo García "Sendo"


No hay camino
sin el peregrino,
cambia el rastro
donde su caminar dure,
perdure su destino.

Sus pisadas fuertes, duras,
libres, la fuerza
será su baza, el tiempo
si corre en contra 
su martirio.

Anda el peregrino,
anda por las sendas
de su camino, traza
indulgente por las zarzas
de su cuerpo que cubren
sus pies de durezas y llagas.

Donde dibuja en la tierra,
árida, de lluvia y nieve,
sale a su peregrinaje
por tierras inexplotables
haciendo de su camino
su morada.







    © 2016 Rosana Martí ®
  (Todos los derechos reservados)



domingo, 14 de febrero de 2016

Un Suspiro A Tu Lado


Ilustración Victoria Francés 


Anhelo cada palabra de tu boca,
esculpiendo este amor desde el alma
con los dedos dibujo hoy miles de sensaciones,
no paro porque vuelvo a estar enamorada,
la locura solo tiene un destino,
y ese destino es tu ansiado corazón
que pretendo desde hace años cuando te soñé,
en cualquier lugar del mundo,
no hay espacio, ni tiempo, solo tú,
cuando estamos juntos siento tu mirada
como da brillo a la mía con los deseos 
puestos en un mañana,
conquistas con tu amor cada rincón
de mi cuerpo que yace expectante
dejando volar la imaginación,
para que siempre llegue a ti,
en los besos que guardo
con la esencia de este lindo amor,
para seguir juntos en este suspiro 
caminando por la vida.







    © 2016 Rosana Martí ®
   (Todos los derechos reservados)



jueves, 11 de febrero de 2016

Hace Un Año...


(A la memoria de mi madre
 fallecida el 11 de febrero 2015)



Bajo mi desvelo,
con la tibia caricia
de tu mano,
hoy mi recuerdo
se aviva ante la ausencia
de tu ser Divino.

Hace un año partiste
para siempre,
un dolor punzante
siento en mi corazón
atraviesa mi cuerpo
sensible al vacío
de tus palabras,
ya dejé de escuchar
tu voz se quebró
en la madrugada
de tal día como hoy.

Tu partida
dejó toda huella
de tu vida en mi recuerdo,
hoy hace un año…
y yo sigo sintiendo
que te he perdido
hace tan solo un instante.






© 2016 Rosana Martí ®
(Todos los derechos reservados)


lunes, 8 de febrero de 2016

Deja Que...




Deja que..

Desenrede el pelo
que el viento enredó 
en mis manos con caricias
muy suaves que apacigüen
el dolor más amargo.

Deja que..

Mis palabras
fluyan de mi piel a tu alma,
para señalar el camino
a seguir por la vida,
sin hacer ruido con las pisadas.

Deja que…

Escriba un verso
con la tinta de mis venas
en tu cuerpo, para que percibas
amor lo mucho que por ti siento.

Deja que...

Te nombre en silencio,
despacio, susurrando 
en mi garganta lo mucho
que hoy y siempre te amo.







© 2016 Rosana Martí ®
(Todos los derechos reservados)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares