Bienvenidos a mi mundo de letras, espero disfrutéis de los escritos de mis colaboradores y de mis poemas, gracias por vuestra visita...

domingo, 29 de octubre de 2017

La Tienda De Antigüedades




La tienda de antigüedades de Paúl Andrew, abrió como de costumbre sobre las 9 de la mañana. Era un día tranquilo, por lo que Paúl decidió hacer un poco de limpieza, ordenar los artículos nuevos, exponerlos para su venta, hacer algo de inventario. Cuando ya se disponía a cerrar, un hombre entró con un aspecto un tanto extraño, con sombrero destartalado posiblemente debido a la lluvia que estaba cayendo fuera. Sus manos eran un tanto raras, ya que uno de sus meñiques era más largo de lo normal, debido a su uña. Portaba una caja que depositó en el mostrador, era una caja normal de cartón corriente sin ninguna marca especial. 

- Buenos días, vengo a empeñar lo que hay en la caja -, el vendedor le contesta. 

- Buenos días señor, ¿puedo ver lo que hay dentro? -, el hombre extraño asiente con la cabeza, dando su conformidad. 

Paúl abre la caja, en su interior hay un muñeco envuelto con mucho cuidado en papel de periódico ya amarillento por el paso de los años, que además estaba dentro de una funda de plástico con cremallera. 

- ¿Por cuánto lo desea usted empeñar? - le pregunta Andrew. 

- Por unos 100$ -, contesta el dueño del muñeco. Esta bastante bien conservado, hecho artesanalmente, muy antiguo es de ventrílocuo, según explicó el mismo. He trabajado con él en los mejores escenarios del mundo, Londres, Nueva York, París...prosiguió contando, - pero cuando me hice mayor nos retiramos y ahora necesito el dinero para pagar el alquiler -. 

El anticuario observó nuevamente el muñeco con interés para ver si tenía algún desperfecto. Vio la apertura en su espalda para meter la mano, observó que sus ojos grandes y saltones tenían movimiento. Y su boca también. El pelo por el tacto le pareció humano y su ropa llamativa con pantalones a cuadros de diferentes colores, con un chaqué muy elegante de una época gloriosa. 

Devolvió el muñeco a la bolsa, envuelto en su papel. El anticuario tomó los datos al dueño del muñeco, le entregó la cantidad estipulada,  los 100$, además le recuerda amablemente. 

- Dispone usted de un mes para desempeñar el objeto, sino fuera así, será expuesto en la tienda para su venta -. El viejo asiente, despidiéndose de Andrew, sale calle abajo. 

El anticuario pone el muñeco en la trastienda, como ya era muy tarde cierra la puerta  y se marcha a casa.

A la mañana siguiente cuando se dirigió a la tienda se encontró la calle acordonada por varios coches de bomberos y la policía, la tienda de antigüedades había quedado casi a las cenizas, quiso acercarse pero se lo impidieron, se presentó como el dueño de la misma, entonces habló con uno de los bomberos que le comunicó que;

- Los vecinos han llamado de madrugada porque había un incendio en un local concretamente en la "Tienda de antigüedades", todavía no sabemos las causas que ha originado el incendio. 

Curiosamente uno de los bomberos se dirigió hacia ellos portando en su mano el muñeco que la noche pasada le había dejado el tipo del sombrero. 

- Este muñeco ha sobrevivido a las llamas, está intacto - se lo entregó al jefe de bomberos que estaba hablando con Paúl - los dos se miraron perplejos sin emitir palabra alguna, lo sujetó con su mano, lo miro extrañado y dijo; - efectivamente está intacto -.








© 2017 Rosana Martí ®
(Todos los derechos reservados)




Entradas populares