Bienvenidos a mi mundo de letras, espero disfrutéis de los escritos de mis colaboradores y de mis poemas, gracias por vuestra visita...

miércoles, 22 de junio de 2011

Fragmento Cyrano de Bergerac de Rostand


Edmond Rostand (1868-1918)

En mis clásicos de siempre hoy os quiero presentar otro de mis libros favoritos ya os he hablado sobre “Don Quijote de la Mancha” de nuestro Cervantes y “La Celestina” de nuestro Fernando de Rojas. Traspaso fronteras y me voy a Francia con “Cyrano de Bergerac” de Edmond Rostand. Una de mis obras preferidas por la elegancia de sus versos y la introducción de su texto, un romanticismo que conmueve a quién lo lee. Un drama que consta en cinco actos, escrito en verso por el poeta Edmond Rostand. Conoció la gloria el día del estreno en 1897 en París de su Cyrano, un drama poético de capa y espada, realista y romántico, basado en la vida del poeta y filósofo gascón, autor de “Viaje a La Luna”. Personaje pendenciero, jugador, libertino y librepensador, materialista y poco romántico, célebre por su desproporcionada nariz, y al que Rostand convirtió con su drama en mito y héroe nacional, convirtiendo al personaje en un romántico, de profundos sentimientos, noble, haciéndole pasar de la historia a la leyenda. El drama relata las aventuras de Cyrano un romántico donde los hayas enamorado de su prima Roxana, pero no es correspondido. Ella se enamorada al igual que él de Christian un cadete francés. Aquí comprende un trío amoroso, pero por amor a su prima será Cyrano el que ayude a enamorarla a Christian, haciendo que sus versos salgan de él. Se han hecho muchas versiones tanto en teatro como en el cine de está obra maestra que marcaría para siempre a Edmond Rostand porque fue un éxito considerado fracaso, lo condenó. Llegó a decir Rostand: “A mí, entre la sombra de Cyrano y las limitaciones de mi talento, no me queda más solución que la muerte”.




Fragmento de la obra de Cyrano de Bergerac


(EL IMPORTUNO va retrocediendo a medida que CYRANO avanza contra él)


CYRANO ¿Por qué la miráis pues? (Refiriéndose a su enorme nariz)

EL IMPORTUNO

No….

CYRANO

¿Os desagrada?
¿Cómo una trompa es blanda, o encorvada cual pico del cóndor?

EL IMPORTUNO

Yo….

CYRANO

¿Pasea una mosca por ella?

EL IMPORTUNO

Señor…

CYRANO

¿Fea os parece? ¿En su punta habéis notado tal vez un lobadillo?

EL IMPORTUNO

Buen cuidado tuve de no mirarla, caballero.

CYRANO

¿Y por qué no mirarla? ¡Majadero!

EL IMPORTUNO

Señor…, yo no creía…, francamente.

CYRANO

¿No es sano su color? ¿Es indecente su forma?

EL IMPORTUNO

No pensé…

CYRANO

Pues ¿cómo, ¡necio!, tratáis a mi nariz con tal desprecio si en ella nada halláis de extraordinario? ¿Es demasiado grande?

EL IMPORTUNO (Balbuciendo)

No…, al contrario… pequeña…, pequeñita…, diminuta…

CYRANO

¡Insensato! ¡Quien tacha tal me imputa…

EL IMPORTUNO

¡Santo Dios!

CYRANO

…mi clemencia no demande!
¿Pequeña mi nariz? ¡Bellaco! ¡Grande, enorme es mi nariz! Chato ridículo,
¿No sabéis que es mi orgullo este adminículo?
¿Qué es una gran nariz, romo insolente?

Condición de hombre honrado, fiel, valiente, liberal, ingenioso y bien nacido, tal como soy y vos nunca habéis sido; puesto que anduvo por demás avara con vos naturaleza en esa cara que sobre vuestros hombros va mi mano a encontrar, tan desnuda, ruin villano, de majestad, nobleza, donosura, ingenio, distinción, gracia, finura, y de nariz, en fin….

(Le da un bofetón)

EL IMPORTUNO

¡Ay!

CYRANO

….como aquella…

(Le vuelve de espaldas y une la acción a la palabra)

Que al fin de vuestra espalda mi pie sella.

EL IMPORTUNO

¡Socorro! (Huyendo).

CYRANO

Y este ejemplo nunca deben olvidar los burlones que se atreven a hacer de mi nariz chacota y chanza; sin dejarlos huir, según mi usanza, le doy, cuando es el chusco caballero, en vez de suela, y por delante, acero.







Entradas populares