Bienvenidos a mi mundo de letras, espero disfrutéis de los escritos de mis colaboradores y de mis poemas, gracias por vuestra visita...

miércoles, 5 de enero de 2011

Cuento Los Reyes Magos Pancho Aquino




No olvidaré jamás aquella mañana del seis de enero; hacía pocos días había cumplido mis primeros sesenta y un años. Durante la noche anterior un sueño extraño llenó mi corazón de dudas. Por eso me levanté muy temprano, no podía seguir durmiendo, algunas lágrimas mostraban mi tristeza.


Me senté en el borde de la cama y seguí llorando, mientras recordaba al duende que en mis sueños me había dicho algo que yo no podía creer… por eso mi llanto y mi tristeza esa mañana del seis de enero.

Con su chillona voz de duende había dicho: “Me extraña que a tu edad no lo sepas: los Reyes Magos no existen, son los adultos, generalmente los padres, los que compran los regalos”.

Siguió hablando, sin importarle mi dolor y aunque ya no quería escucharlo y hacía lo posible para alejarme de él, su voz aguda y su risita burlona resonaban en mis oídos, hasta que al fin pude despertar.

Inicié las tareas del día sintiéndome muy mal, sin deseos de hacer nada.

Para distraerme un poco y aliviar mi pena salí a caminar y me encontré con muchos chicos jugando en las calles y comentando entre ellos los regalos recibidos, que por cierto eran muy hermosos; ¡Claro!, pensé.,los padres de estos niños tienen el dinero suficiente para comprárselos.

Seguí andando, sin rumbo fijo, y así pasé por un barrio más pobre, por el hospital, por la iglesia y por último llegué a un barrio de emergencia y vi que todos los niños tenían algún juguete entre sus manos.

Los sentimientos eran similares en todas partes. Padres e hijos del barrio rico, la iglesia o el hospital llevaban en sus rostros la misma expresión de felicidad, sin relación con el valor material de los regalos, se reflejaban en sus miradas la emoción, la alegría, la sorpresa, el amor, todo el amor.

Fue entonces que mis labios volvieron a sonreír.

Esperé la noche para hablar con el duende de mis sueños y cuando él llegó le conté lo que había visto.

Me escuchó con mucha atención y sonriente e inquieto como siempre, me dijo:

“Mientras haya gente buena, corazones abiertos, personas que amen a los niños, a las que nos les importe el color de la piel o la posición social, los Reyes Magos seguirán llegando, ellos jamás dejarán de venir”.

Su risita sonora se fue apagando, mientras se elevaba hacia el cielo.

Yo me quedé mirando cómo se perdía en la noche y entonces me pareció ver entre las estrellas las siluetas de los tres Reyes, montados en sus camellos. que se alejaban con las bolsas repletas de cartas ilusionadas.

Acaricié mi barba, como lo hago siempre que estoy feliz… una de aquellas cartas era mía.




Del libro: “Cuentos para Niños de 8 a 108 II” – Pancho Aquino.


18 comentarios:

  1. Que bonito cuento, Rosana, decirte que yo todavía tengo ilusión, reina por la noche de reyes..es mágica, a pesar de la edad que tengo, para mi la mejor noche, mágica.. Todavía llebamos en nuestro interior el niño que llevamos..Aún recuerdo la víspera de reyes, siendo niña, que me costaba dormirme, y cuando el sueño me vencía, dejaba un ojo abierto, pero el otro se cerraba..
    Que tengas una noche mágica mi querida amiga....
    Mi regalo de reyes, para ti, muchos besos y un gran abrazo, mi querida amiga....
    besitos de luisa

    ResponderEliminar
  2. Hermoso cuento . me hizo reflexinar y llegar a la conclusión que lo más valioso de mi es lo que aun me queda de niño.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. que precioso cuento amiga!!!!!me emosionado y todo.

    siempre es bueno guardar la ilusion,la alegria y la magia destas fechas.siempre tambien hay que manetener despierto a nuestro niño interior,ese que nos dice bajito al oido por las noches que sigamos escribiendo la carta a los reyes y que les pidamos nuestros deseos mas anhelados,por yo,he escrito mi carta y les he pedido que iluminen nuestro planeta,a su gente y a todo lo que nos rodea,quien sabe amiga,quien me dice que hasta lean mi carta.

    un fuerte abrazo mi querida amiga y que recibas la bendicion de esta noche de reyes!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Conservar o no la ilusión depende en gran medida de nosotros. Yo recuerdo cuando, en mi afán por curiosearlo todo, descubrí mi regalo dias antes bien escondido sobre un armario y, después de analizar y comprender, decidí "seguir creyendo" en los Reyes Magos.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Precioso cuento
    Creo que todos llevamos un niño dentro nuestro y de cada uno depende cuánto se quede, la "niña mía" creo, no se marchará jamás...
    Un berso, Scarlet2807

    ResponderEliminar
  6. mi princesa me has emocionado con tan bellisimo cuento, esta asturiana te manda un besin muy muy grande y te desea que esta noche magica siga siendo para ti magica todo el año.

    ResponderEliminar
  7. Que hermoso cuento mientras exista la magia en nuentros corazones todo será posible.
    Gracias amiga por compartir tan bello cuento.
    Abrazos y besos que seas muy feliz querida amiga.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué cuento más bonito!

    Ya sabes, que yo también creo que los Reyes Magos existen.

    ¡Un besazo!

    Miguel

    (http://anapedraza.blogspot.com/)

    ResponderEliminar
  9. Bellísimo,me encantó.
    Esta noche pronto a la cama.

    ResponderEliminar
  10. Querida amiga, hermoso cuento, es una noche mágica nosotros los adultos sabemos pero nos enganchamos complices para ver los rostro de nuestros niños al levantarse y ver lo que le dejaron los reyes, que lindo, que felicidad ver esas caritas iluminadas, es un placer enorme leerte.
    besitos para ti querida amiga, que Dios te bendia.

    ResponderEliminar
  11. No perdamos nunca la ilusión, jamás, y sigamos siendo en una parte de nosotros, niños, para siempre. Precioso cuento Rosana, yo también escribo mi carta en enero y espero emocionada a que amanezca el día 6. Un abrazo. Feliz noche.

    ResponderEliminar
  12. Un lujo, de verdad,gracias por compartir algo tan hermoso...

    mis saludos cordiales

    ResponderEliminar
  13. Que belleza de cuento. Todo está en nosotros al final, sin discriminaciones ni distinciones. Todos al final somos exactamente iguales.
    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  14. Con apacible sosiego
    me despierta el crepúsculo

    para mostrame el paraíso
    donde las letras tienen su reinado

    no queriendo perturbar su silencio
    con voz tenue te busco

    queriendo dejarte con afecto
    en esta luciente mañana un cálido saludo

    hoy que ha regresado la ilusión del niño
    que aún duerme en el interior de un ayer perdido...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  15. Gracias amiga, por tus palabras.. jamás desecharé tu amistad,nunca eso tenlo presente mi querida amiga...
    MUCHOS BESOS Y MUCHOS ABRAZOS PARA TI..... REINA..
    besos de luisa

    ResponderEliminar
  16. Qué lindo cuento y muy cercano a la realidad, no hay nada que describa la emoción de ver la carita de un niño cuanod recibe un regalo Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  17. Cierto che el amor,la bondad son los más grandes regalos.
    En estas fechas navidad,reyes magos,el inviernos(o sea por las necesidades)yo creo que todos los hemos sidos afortunados economicamente tendriamos que dar algo que nos sobre,nos cueste como sea.Ser solidarios y agradecidos con Dios y nuestra vida.
    Saludos!Feliz 2011.

    ResponderEliminar

Mis queridos lectores y amigos, gracias por tomaros un descanso en mi humilde morada para leer mis publicaciones.

Un inmenso abrazo con mi eterna gratitud.

Rosana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares