Bienvenidos a mi mundo de letras, espero disfrutéis de los escritos de mis colaboradores y de mis poemas, gracias por vuestra visita...

lunes, 20 de septiembre de 2010

La Luna de la Felicidad por Mario Beer-Sheva







En el momento del día, en que los rayos del sol buscan el cobijo del horizonte, para dar paso a la noche. En ese instante, que no es de día ni de noche, por la playa la vi correr, descalza dejando huellas en la arena, mojada por la espuma del mar. Su largo vestido ondulaba en su carrera, como el trigal al vaivén del viento. Esbelta y graciosa, parecía que bailaba al son de una música, que sólo ella podía escuchar.
¡He muchacha espera, que quiero bailar contigo, la música tan alegre que se mueven en tus pies! Bajé a la playa, y tomados de las manos, como viejos amigos, seguí su ritmo de una música que no escuchaba. Caímos cansados, en la playa mojada.
La luna ya alumbraba, con su pálido rostro, y ella fue testigo, como nos convertimos en amantes. Nuestros cuerpos, fundidos en una sola sombra pasó la noche entre risas, y aromas, hasta que el alba comenzó a despuntar.
A los primeros rayos, del nuevo día, mi enamorada se incorporó y dijo: ¡Debo partir, la noche termina.! Y sin más, comenzó a correr por la playa húmeda...
Alcancé a gritarle: ¿Vendrás nuevamente y como te llamas?
¡Amante de una noche! ¡Nunca vuelvo sobre mis huellas y mi nombre es Felicidad!





Mario Beer-Sheva



Entradas populares